¿Para qué sirve un ilustrador?

Un ilustrador, como mucha gente cree, no sirve solo para ilustrar cuentos infantiles, cómics… libros en general.

Al ilustrador cada día se le abren más campos y las empresas con el tiempo se han ido dando cuenta que una buena ilustración llama la atención y vende más. Por eso cada vez vemos más ilustraciones en distintas aplicaciones de ilustradores famosos. Algunas llegan a convertirse en objetos de culto y otras, sencillamente son perfectas y quedan en la memoria para siempre.

A continuación os voy a mostrar distintos ejemplos en los que está detrás el trabajo de un ilustrador. Algunas quizá os sorprendan más que otras. ¡Veámoslas!

Proyectos de investigación

La universidades cada vez más se preocupan por difundir los resultados de sus proyectos, bien sean de docencia o de investigación. Mostrar las conclusiones de sus investigaciones no solamente es una manera de hacer que la ciencia avance, sino de aumentar el impacto de las mismas. Este impacto social se logra transfiriendo esos nuevos conocimientos generados por los grupos de investigación a distintos sectores de la población. Es decir, que los conocimientos no se queden en la “Academia” y generen debate y reflexión en los profesionales encargados de la práctica de cada campo.

Para ello, es necesario realizar un ejercicio de “traducción” del lenguaje científico al práctico. Una manera muy fácil es a través de las ilustraciones. Presentar los resultados de las investigaciones por medio de ilustraciones, bien sea en formato estático (carteles, cómics…) o dinámica (vídeos explicativos), ayuda a aumentar el número de receptores y por tanto el impacto real en la sociedad. Uno de los motivos es la facilidad con la que pueden ser compartidos a través de redes sociales.

La London School of Economics acaba de comprobar los beneficios de esta “transferencia de datos”.

Para saber más sobre este tema pinchad en el enlace.

Carteles Festivales

Este campo es más conocido. Cada año, los carteles de festivales son esperados tanto por sus programas como por sus diseños, los cuales, siguen las tendencias del momento.

Este año, hemos visto varios carteles en los que abundan las ilustraciones, dejando de lado tendencias minimalistas, para llenarse de personajes o colores.

Un ejemplo, es el cartel del festival de Santander “Santander Music 2018” donde han contado ni más ni menos que con el ilustrador danés Mads Berg. El diseño tiene como inspiración el surf y la vinculación que tiene con Cantabria. En él se ve la figura de una joven sentada sobre una guitarra como si fuera una tabla de surf.

Campañas administración pública

La administración pública es un ámbito quizá no conocido por su creatividad. Sin embargo, se han sumado al furor de la ilustración, viendo en ella una manera divertida de hacer llegar a la ciudadanía el contenido de sus campañas. 

Campañas como las que vemos a continuación para fomentar este servicio público. Son un ejemplo de cómo mostrar un mensaje de forma clara y amena.

Las ilustraciones las realizaron el estudio le aperitif.

Moda y decoración

El mundo de la moda siempre ha estado muy ligado al diseño. Sin embargo, las ilustraciones parecían quedarse siempre reservadas a un público cinéfilo. Pero en las últimas temporadas se ha podido ver cómo las grandes firmas han apostado por ilustraciones de personajes en sus camisetas sobre todo.

En cuanto a la decoración, las ilustraciones llenan los textiles, objetos de decoración, láminas…

Aquí os dejo unos ejemplos del estudio Sagmeister and Walsh que ha creado una colección que reivindica el papel de la mujer a través de sus mensajes feministas, sus beneficios van a parar a la organización Ladies, Wine & Design. El objetivo es apoyar la figura de la mujer, en el campo del diseño en particular y en el mundo en general.

Más info.

 

Billetes

Un ejemplo curioso de cómo el trabajo de un ilustrador puede ir más allá de lo esperado, ha sido la nueva propuesta de los billetes de la moneda de Irlanda del Norte.

El estudio Nile, con sede en Edimburgo, ha sido el encargado de diseñar estos nuevos billetes con la colaboración de ilustradores y fotógrafos de Irlanda del Norte, e incluyen plantas, animales y temas relacionados con el país. La tipografía de los billetes fue desarrollada por Fontsmith, mientras que algunos de los gráficos fueron realizados por el estudio escocés Glasgow O Street.

Si queréis saber más sobre este tema os dejo un enlace.

 

Hasta aquí este post de ejemplos diferentes de hasta dónde pueden llegar las ilustraciones.

¿Conocíais todas? ¿Cuál os ha sorprendido más? ¿Conocéis más ejemplos curiosos?

Yo diría que la más usada es Glitch -mi favorita-. ¿Qué opináis vosotros?

1 comentario en “¿Para qué sirve un ilustrador?

  1. Un repaso muy interesante. La verdad es que a veces no somos conscientes de que estamos rodeados por el diseño gráfico. Es un arte muy presente en todos los campos de la sociedad. Creo que podemos decir que es difícil pasar un día sin tener un contacto directo. Como bien explicas, desde carteles, billetes, vídeos, folletos…

Deja un comentario

ES_ES
EN ES_ES